“Nunca había visitado el Bioparque Los Ocarros. Allí conocí animales que no había visto nunca. Nos enseñaron a quererlos y cuidarlos, e igualmente a compartir con los compañeros”, dijo Yonier Alexander Golú, del programa cívica juvenil de la Policía, al concluir una actividad cultural y recreativa que programó el Gobierno departamental para el cierre del concurso de artes plásticas ‘Trazos de Vida´.

A la jornada asistieron cerca de 100 niños, niñas y adolescentes del barrio Industrial de Villavicencio, y del programa cívica infantil, juvenil y especial de la Policía, que luego de vivir una grata experiencia durante la visita guiada por Los Ocarros, realizaron una actividad de dibujo y pintura sobre lo más llamativo del día.

Para Arelis Díaz Delgado, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Industrial, la oportunidad que les brindó la gobernadora Marcela Amaya de llevar al grupo de niños de su comunidad fue una bendición, porque difícilmente podrían visitar el parque y conocer animales que habían visto sólo en libros.

A su vez Alejandra Lamilla, presidenta de la Cívica de la Policía, expresó que esto significó un espacio para compartir en familia y que los jóvenes especiales se integraran con otros compañeros y vieran la fauna de la Orinoquia a través de escenarios de sano esparcimiento y orientados por guías y artistas plásticos.

El director del Instituto de Cultura del Meta, Luis Horacio Vasco Suárez, acompañó el grupo durante el recorrido a este lugar escogido acorde a la temática del concurso, que hace relación a la fauna llanera en homenaje a los 15 años que cumplió recientemente el bioparque, ratificando que mediante el arte y la cultura se pueden formar mejores ciudadanos, que valoren la importancia de la naturaleza.

Clara Stella Eslava de Mantilla

clarademantilla1@gmail.com