Por: Giovany Ángel Ángel

Giovany Angel Angel

Cerca de 4 millones de colombianos, salieron el año pasado de nuestro país según las cifras de Migración Colombia, Cálculos OEE y el MINCIT a países como Estados Unidos, México, España, Panamá, Ecuador, Perú, Chile, Brasil, República dominicana y Aruba.

El reto para el sector turístico este segundo semestre del 2020 y después de sobrevivir la Pandemia del Covid-19 será incentivar los viajes de al menos 2 millones de personas al interior de nuestro país.

La pregunta que se hacen muchos es, realmente ¿qué es el turismo interno o turismo doméstico y cómo funciona?

Según la OMT, “se refiere a residentes visitando su propio país

Pero cómo funciona es donde está el asunto, porque se debe tener claro que se ofrece para el turismo doméstico y sí en esta época de crisis de la salud sería lo mismo que se ofrece al turismo receptivo, hasta donde se podrán llevar los acuerdos comerciales y que tipo de actividades podremos desarrollar.

Algunas de las actividades que se podrían ofrecer en esta época son las que precisamente nos llevan al re-diseño de productos, bioseguridad y turismo de naturaleza el Oro Verde de Colombia y al que los nacionales podrían empezar a conocer de manera organizada, sin ser un turismo masivo y principalmente jugaría un papel conservacional.

Por ahora debemos tener claro, que hay que elaborar políticas que ayuden a promover un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura, los productos locales y la conservación de los recursos naturales principalmente el agua”. Qdestino.com

Para poder soportar un verdadero turismo doméstico, las entidades territoriales deben articular de manera eficiente una agenda con las comunidades, los empresarios y sobre todo desde el territorio para que de esta forma se tenga claro qué tipo de inversión generar y así los proyectos locales sean realmente fortalecidos y de esta forma se inicie el rediseño de los productos. 

Cuando hablamos de rediseño de productos debemos tener en cuenta que no se podrán desarrollar actividades de turismo masivo o más de 10 personas en grupo, que las actividades como ferias y fiestas estarán totalmente fuera del cartel de eventos y que a favor la inversión que se realiza en estas podrá ser destinada a la planificación, organización, comercialización y difusión de productos de naturaleza y aventura que tienen menor impacto ambiental, son más controlados y por supuesto son más especializados en cuanto target y precios dejando una economía dinámica en las zonas rurales. 

¿Pero qué tipo de actividades podríamos desarrollar en un turismo doméstico y cómo podríamos fortalecer nuestras empresas para afrontar esta crisis? Acá nombramos algunas de las que tendrán importancia en lo que resta del año y mientras se desarrollan e implementan medias de bioseguridad para el turismo mundial.

En primera medida debemos articular con las entidades del gobierno para el desarrollo e implementación de normas de sostenibilidad y certificaciones de calidad en las diferentes áreas del turismo. De esta forma también las administraciones locales podrán planificar una inversión coordinada con empresarios del sector y a su vez el rediseño de los productos será efectivo y la comercialización y difusión de los mismos estará estandarizada.

Elvis Felipe Quintero/Guia de Aves del Meta

La señalización, caracterización de escenarios, estudios de capacidad de carga y los protocolos de operación serán indispensables para la articulación y puesta en marcha de productos realmente sostenibles, incluyentes y donde la cultura, la protección del medio ambiente y las comunidades sean el atractivo que permita a los nacionales el querer llegar a estos destinos.

Actividades como el Avistamiento de aves, seguramente estarán tomando una fuerza importante, al punto que podemos pronosticar que será este el producto principal que hará regresar los extranjeros a nuestro país, pues es claro que no es masivo, no es invasivo, proyecta la protección de los recursos naturales y es rentable económicamente. Además, que Colombia se convirtió en un objetivo de más de 7 millones de pajareros del mundo al ocupar por tercera vez el primer lugar en el Global Big Day. 

Estas son las tipologías de turismo que tendrán más posibilidad de éxito en el post de la pandemia del Covid-19 y el turismo doméstico:

Caño Canoas /Meta
  1. Turismo de naturaleza como; senderismo, baños contemplatorios en cascadas, pesca deportiva, ciclo montañismo, montañismo, avistamiento de mamíferos como el delfín rosado, el glamping, la observación de pictogramas y petroglifos, astro turismo y safaris fotográficos entre otros, estarán llevando la delantera en los productos a ofrecer a propios y visitantes. 
Espeleismo Cueva del Diablo/ Calvario Meta
  • El Turismo de aventura, un poco más especializado, costoso, pero de igual forma seguro debido a la cantidad de normativas y certificaciones que se exigen en Colombia para poder desarrollarlo tendrá una oportunidad importante con actividades como: Cabalgatas, senderismo, montañismo, canyoning, ciclismo de montaña, rapel, buceo, kayakismo, vuelo en parapente, entre otros.
  • Otra de las áreas importantes será el turismo rural donde estarán involucradas actividades como visitas a pueblos indígenas, fotografía rural, aprendizaje de lenguas y mística, gastronomía y artesanía como elementos fundamentales de las tradiciones y cultura de las regiones.  

Las posibles medidas de bioseguridad para el turismo estarán prácticamente a cargo de los mandatarios locales, articulados con los empresarios principalmente del alojamiento y restaurantes pues es allí donde definitivamente habrá encuentros casuales de más de diez personas al igual que en los transportes. El uso de duchas de desinfección al ingreso de los destinos será una prioridad los tapabocas, guantes y separación social también tendrán un valor agregado en el sector urbano, puesto que áreas rurales siempre existe un promedio de separación entre personas por las normas de seguridad en lugares agrestes. Desde nuestra perspectiva el uso de piscinas estará durante un buen tiempo prohibido o muy regulado debido a la secreción nasal, esputo, el consumo de agua y expulsión y sobre todo porque en estos lugares es donde menos prevención existe.

Botalón del Abuelo/Mesetas

En hoteles, restaurantes, hostales y medios de transporte rural y urbano el uso de desinfectantes será obligatorio, el gel antibacterial seguirá siendo una necesidad y el aseso de habitaciones y utensilios de cocina tendrá un reversazo posiblemente a los desechables por el posible contagio a menos que se exija los lavaplatos industriales donde se use jabón en exceso y agua caliente, que es lo menos probable por costos teniendo en cuenta que la gran mayoría de destinos será rural.

Por otro lado, regresará el famoso fiambre, la producción de palma de bijao como negocio y el uso de la hoja de plátano como suplemento en la entrega de las comidas a los turistas, así como los utensilios de uso personal para viajeros como la porta militar, la botella de hidratación entre otros.

Fiambre

Al final de todo nos queda claro que el turismo de naturaleza llevará la delantera en la oferta de los diferentes destinos de nuestro país y las comunidades rurales jugaran un papel fundamental en el fortalecimiento de las economías de las regiones y esto permitirá darle el lugar que realmente tienen los campesinos de Colombia en el desarrollo del país.  

Queremos aclarar que esta versión del turismo doméstico es simplemente nuestra perspectiva como empresarios, profesionales del sector y gestores en las diferentes áreas de nuestra región.