Cañón del Rio Guejar
Oscar Medina Fotografía

Hoy día el meta es un destino predilecto para actividades acuáticas a nivel nacional, tanto así que en sus ríos tienen quizá el más paisajístico y fantástico lugar donde practicar el rafting a través de un cañón de 20 km con formaciones rocosas espectaculares y caídas de agua que hacen la magia húmeda al pasar.

Ese es el cañón del rio Guejar, que nace a las faldas del páramo de Sumapaz y se une con el agua fría del rio lucia en los límites entre Mesetas y San Juan de Arama, el color de sus aguas cristalinas esmeralda se debe a la sedimentación de las grandes rocas y a la gran cantidad de nutrientes naturales que hay a su alrededor en un cañón histórico custodiado por el Indio Acostado el guardián de la llanura e inmerso en el ya conocido Escudo Guyanés el Tatarabuelo de los bosques de la tierra.

Rafting Rio Guejar
Giovany Angel

La travesía inicia en el puente limón hasta llegar a un lugar conocido como la resevera, que a su vez es el ingreso natural en esta zona al parque nacional natural sierra de la macarena. En este recorrido los turistas además de disfrutar de la actividad de rafting podrán tomar fotografías de las grandes formaciones rocosas, la fauna dentro del cañón, podrán lanzarse al agua y hacer chalequismo y sobre todo bañarse con las cascadas de agua que caen de rocas cercanas a los 100 metros de altura, visitar la cueva de los murciélagos, la cascada escondida de más de 70 metros. En fin, visitar el meta y no ir al cañón del rio Guejar es solo haber visitado un departamento bañado por paraísos acuáticos y no haberse mojado.

Cañón del Rio Guejar
Julian Parra

Gracias a los dos paramos, los parques nacionales y la naturaleza que rodea esta región, es ahora considerada con honores la ruta natural, de la aventura, el turismo emergente y el lugar al que todos quieren visitar, después de ser territorio de violencia y al cual muchos no tenían en sus planes.

El meta hoy se encuentra en el top 5 del avistamiento de aves en Colombia, se han descubierto más de 150 cascadas a las cuales ir a fotografiar es uno de los objetivos, cuevas, montañas para recorrer y sobre todo gente buena a la que habrá que conocer en el paso por una de las regiones más envidiables con una expectativa de crecimiento económico a través del turismo.