A Xué, un macho de Oso Andino le fue instalado un collar de telemetría con tecnología satelital que transmite periódicamente paquetes de información de sus movimientos en la región Chingaza, con el propósito de conocer el estado de la población de la especie en el país y adoptar medidas que contribuyan a su conservación. Fotos Angela Parra/Parques Nacionales

Villavicencio, Meta. 12 de julio de 2019. A través del trabajo articulado entre el Parque Nacional Natural Chingaza, la Escuela de Recursos Naturales y del Ambiente de la Universidad de Arizona, ProCAT Colombia, el Bioparque Wakatá, el Arizona Center for Nature Conservation – Phoenix Zoo y el Reid Zoo Park, se logró la primera captura y marcaje de un Oso Andino (Tremarctos ornatus) dentro del Parque Nacional Chingaza, en el marco de una investigación doctoral que busca evaluar el uso, aprovechamiento y requerimientos espaciales del oso andino en el macizo Chingaza, utilizando como área núcleo al área protegida.

El oso bautizado Xué (dios del sol muisca), es un macho en perfectas condiciones de salud con aproximadamente 6 años y casi 100 kg de peso. El proceso de captura y marcaje permitió registrar información de su estado médico y aportar datos a la investigación genética de la conservación que se desarrolla actualmente entre los institutos de Investigación Alexander von Humboldt, Earlham y Parques Nacionales Naturales de Colombia.

El oso andino es un Valor Objeto de Conservación sistema, debido a que su conservación trasciende la gestión de una sola área protegida, por tanto, investigaciones como esta son vitales para evidenciar la importancia de fortalecer los vínculos con la comunidad y otras instituciones.

Con el análisis de la información recogida no sólo se analizará el uso y preferencia de hábitat, sino además patrones de movimiento y ocupación del territorio, que incluye áreas con actividades humanas, y de esta forma brindar datos útiles para generar alertas y definir estrategias para una sana convivencia de las comunidades locales ante la presencia de la especie.

Durante la intervención participaron el investigador Vela-Vargas, el médico veterinario Leonardo Arias-Bernal, Catalina Rodríguez Álvarez -directora del Bioparque Wakatá-, y el equipo de investigación y monitoreo de oso andino del Parque Nacional Natural Chingaza, siguiendo todos los protocolos de bioseguridad para Xué y los investigadores.

La alianza incluye el trabajo con cámaras trampa y con las comunidades de las áreas de influencia del PNN Chingaza, con el objetivo de brindar información técnica y científica sobre la única especie de oso presente en Suramérica, así como generar nuevas herramientas de gestión para el área protegida y sus zonas con función amortiguadora.