Recuperar la movilidad hacia la capital del país por el sector de Mesa Grande – La Herradura, con el fin de mejorar los tiempos de desplazamiento, mientras se trabaja en la solución definitiva por la crisis que afronta la vía al Llano, solicitó la gobernadora Marcela Amaya, al Gobierno nacional y a la concesionaria Coviandes.

La mandataria señaló que son 14 kilómetros de vía terciaria que requiere intervención con placas huellas, pavimentación, alcantarillas y un viaducto, para el paso de vehículos hasta de tres toneladas, y que el tiempo de desplazamiento sea de cuatro horas entre Bogotá y Villavicencio.

Aclaró que la Nación y la concesionaria están contemplando esta alternativa, a pesar de que se trata de una vía terciaria.

“La meta es que antes de diciembre pudiéramos tener el 95 por ciento de la movilidad recuperando el túnel 13, haciendo las intervenciones que se necesitan como el puente de quebrada Seca que fue afectado por el derrumbe, y así rehabilitar las calzadas que tenemos de par vial, mientras trabajan en la solución definitiva que es el puente que va a quedar en el sector del kilómetro 58, y que a la fecha no tiene estudios y diseños”, sostuvo Marcela Amaya.

Además, enfatizó sobre la urgencia de recuperar la economía del departamento que ha sido duramente golpeada con el cierre de la vía al Llano.

Doris Briyid Acuña Pardodacunap@meta.gov.co