“Va a ser más atractivo porque tendremos finales cada semestre, y eso lo hará más emocionante”, dijo el técnico de Llaneros Fútbol Club, Nelson Gómez Ospina, al entregar su concepto con respecto al nuevo sistema de competencia que tendrá el Torneo Águila en el 2019.

No obstante, dijo que regresar al modelo implementado hasta el 2017, hace que el campeonato “sea mucho más difícil”, porque los equipos saben que no tienen margen de error para conseguir finalmente la clasificación en el grupo de los ocho primeros.

En su asamblea, la División Mayor del Fútbol Colombiano aprobó que la Primera B se jugará desde el 2019 en dos torneos semestrales compuestos de 15 fechas cada uno, y que después habrá cuadrangulares semifinales, previos a las finales con partidos de ida y vuelta, que entregarán cupo de ascenso a la máxima división del rentado profesional.

Igualmente, se estableció que el perdedor de esta instancia, jugará por el segundo cupo dado para subir a la Liga Águila, rivalizando contra el primero de la reclasificación general.

Nelson Gómez Ospina señaló que el modelo obliga a todos a comprender que desde el partido inicial se disputan ‘finales’, por la necesidad de sumar puntos para entrar a las semifinales, y además acumular unidades para ocupar un lugar alto en la clasificación que une a los dos torneos del año.

Manifestó que, en reunión en Bogotá con los directivos del equipo, presentará el informe que condensa la actuación de sus jugadores, y en general la campaña lograda, lo mismo que planteará sus expectativas deportivas. Insistió Gómez que en la nueva temporada “es muy importante tener claridad frente a cuál va a ser el verdadero objetivo que tendrá Llaneros Fútbol Club”.

 

Alfonso Sierra Trujillo

sierratrujilloalfonso@gmail.com