By: Giovany Angel Angel

María Isabel y Nelson, dos personas humildes a quienes la guerra los trajo a Lejanías, municipio enclavado en la Ruta de la Sierra de la Macarena y quienes sus primeros días en esta región vivieron bajo tierra sin un techo, pero sí con una gigantesca piedra que los cubría del frío y el pasado que los obligó a buscar nuevos rumbos, son ahora una de esas historias que con agrado este medio podrá contar.

Una mujer que fuma y habla sin detenerse, eso seguro a causa de su descendencia paísa y ese empuje que arrebata cualquier obstáculo que se le pueda meter en el camino, hace de Isa como la llamamos nosotros, una mujer luchadora, inteligente, arrogante y porque no con un futuro promisorio en su pequeño paraíso. Nelson más pausado, fuerte, arquitecto, electricista, albañil y todo lo que usted crea que pueda hacer alguien, él lo puede hacer. Ellos dos son los propietarios de un verdadero paraíso en un hueco de la montaña entre Mesetas y Lejanías que ahora cautiva la atención de propios y turistas.

Habitación Doble

Póngame tareas, que a mí lo que me gustan son los retos y si usted me dice que tengo que hacer esto o aquello para que mi negocio que es mi vida funcione pues le hacemos, dice Isa con su arrogancia de mujer luchadora. Y que retos a tenido pues como para ver que le metemos en esa cabeza?

Piscina Paraíso
Hecha a Mano
Se ríe y dice, no pues cuando llegamos acá, nos toco dormir unas cuantas noches allá debajo de esa piedra que ve allá, después construimos la casa encima de una piedra y nos la quemaron, pero si supieran los que lo hicieron, fue un favor. Hoy vea esto tan lindo, una casa con tres habitaciones donde caben casi 15 personas, una cabaña de dos pisos para 12 personas, una piscina hecha a mano, una cascada azufrada de agua fría, como 10 senderos para los turistas, un balcón único que a las seis de la mañana en temporada usted puede ver miles de aves pasar por acá; Le parece poquito?
Escalera al Paraíso

Pues sí poquito, eso creo que es lo que hasta ahora han hecho Isabel y Nelson por que con esa fuerza, ganas de salir adelante y empeño para hacer las cosas dudo que eso sea suficiente, pues el paraíso del Guejar es una finca espectacular, donde uno llega y lo reciben con limonadita del palo, encuentra historias en una casa de tabla, cubierta por miles de tapas recicladas, escaleras con flores de latas de cerveza, olor a café y un paisaje incomparable desde una escalera rustica, hermosa y construida con amor para bajar a ese lugar llamado el “Paraíso del Guejar” lugar al que no le falla el nombre, porque la verdad no existe un lugar donde me sienta mejor atendido, donde mi cama sea el balcón de la casa y mi cobija no sea nada más que la niebla y los sueños que se me vienen a la cabeza en ese lugar.

Cascada Azufrada
Paraíso del Guejar
Llegar al paraíso del Guejar es muy sencillo desde lejanías, solo coja la vía que conduce a las famosas piscinas del Guejar, después de pasar el puente un kilómetro antes de las piscinas usted gira a la izquierda y por ahí derechito se encuentra “el paraíso del Guejar” un lugar que reconstruido de las cenizas y no huyendo a la guerra nuevamente emerge como uno de los escenarios más recomendados para desconectarse de la contaminación y donde usted y su familia podrán pasar las mejores noches a la luz de una vela y donde las estrellas serán su fuente de energía.

Nelson e Isabel, después de tanto huirle a la guerra decidieron poner al servicio un lugar incomparable, donde usted fácilmente puede ir con toda su familia, con precios económicos, comida deliciosa, gente que se está preparando para la formalización y sobre todo metiéndole ganas como el que más. El paraíso del Guejar usted también podrá hacer actividades como senderismo, avistamiento de aves, paso por el túnel del paraíso y donde a través de 20 metros usted disfrutara de la adrenalina de un parque natural. Le han puesto nombre a las piedras que rodean la finca, tienen una cascada de agua azufrada de agua fría, seis pozos del río Guejar espectaculares y profundo en verano y una atención de primera.

Cueva del Paraíso

Si usted quiere alejarse de la rutina, conocer un lugar diferente realmente y cerca a otros escenarios como las piscinas del Guejar, vaya AL PARAISO, que desde las cenizas nació para el disfrute de los Colombianos y extranjeros que quieran vivir una experiencia real con la naturaleza.