Como un ejemplo para el país fue catalogado la declaratoria como Parque Natural Regional “Anaime-Chilí” firmada este miércoles (27/12/2017) por parte del consejo Directivo de Cortolima. Esta trascendental decisión se toma con el único propósito de proteger 12.946, hectáreas, que registra un potencial hídrico de 8.943.633,23 mm/año de agua; (Corporación Semillas de Agua, 2014); que favorece procesos hidrológicos y la dinámica de ecosistemas y su biodiversidad local.

La comunidad de la zona será la clave
En esta declaratoria se establecieron unos instrumentos financieros que van a permitir formular inicialmente el plan de manejo ambiental a mediano y Largo plazo, para que las comunidades que viven en zona de influencias de las 12.946, hectáreas; paulatinamente mejoren sus prácticas agrícolas y en algunos casos hacer la reconversión de su actividad económica por modos de producción enfocados directamente a la conservación.

Este parque esta también  en un “Área de Interés para la Conservación de Aves (Aicas) denominada Reserva Natural Semillas de Agua (Páramo de los Valles)” en donde se han identificado 92 especies de aves.(El Colombiano)

 

¡Porque Todos Somos Vigías!