Cascada El Lajón, Lejanías Meta

La acogida que han venido teniendo las empresas de turismo de aventura del departamento del Meta, la ponen en las redes sociales como un destino para visitar espectaculares lugares, hacer caminatas ecológicas y para finalizar, deslizarse desde las alturas a través de cuerdas y cascadas.

Gracias a estar rodeado de páramos y tener una reserva hídrica inigualable, el departamento del Meta tiene la posibilidad de desarrollar, vender y promocionar turismo a través de actividades de aventura como lo son el Torrentismo y el Rappel, dos técnicas de descenso de alturas que fueron convertidas por intrépidos excursionistas hace muchos años en un deporte y ahora un negocio muy lucrativo, que permite a los llanos orientales estar al menos una vez a la semana con likes en las redes sociales; esto se debe a que estas prácticas son las más vendidas y sobre todo las más promocionadas por los mismos turistas.

Curso Rappel ATRAE LLANOS

El Rappel y el Torrentismo tienen un nivel de seguridad muy alto. El Torrentismo es el descenso de alturas controlado con cuerdas, que a través de cascadas y cañones permite disfrutar de la adrenalina, paisaje y sobre todo la mejor experiencia de la mano de expertos. El Rappel, que es el descenso de alturas con cuerda, es un poco más antiguo e inicio como una técnica de rescate y operaciones especializadas del ejército. Ambas requieren de seguridad y sobre todo las personas a cargo de la operación tienen que estar certificadas en Colombia por el SENA, hacer parte de grupos de rescate o tener una certificación internacional para que esta actividad sea lo más segura y divertida para el turista.

En el Meta se practica el Rappel y Torrentismo en ciudades como Villavicencio, Cubarral, San Juan de Arama y otros. Cascadas como El Paraíso, El Ángel, La Esmeralda y otras son las más apetecidas, Rappel se practica al vacío en puentes como Caño Parrado de 62 metros de altura, La Argentina y Bocatomas de 45 metros y normalmente se vende de la mano del Rafting en el río Guatiquia.

Los elementos de seguridad para que el turista este tranquilo en cualquier operación, deben ser verificados por sí mismo y en la operación por los guías. El Registro Nacional de Turismo, es el primer paso , el turista debe exigir este documento, luego tiene que cerciorarse que las personas que desarrollan la actividad deben estar certificados por el SENA u otra entidad. Desde este punto ya inicia la operación, es allí donde entran el casco de protección para caídas, arnés de seguridad, pélvico o cuerpo completo, ropa y calzado cómodo, el seguro todo riesgo para cualquier incidente y la preparación de piso o inducción antes del descenso. Con esto el turista está listo para vivir una de las mejores experiencias bajo el agua en cascadas o al vacío en puentes y estructuras que lo permitan.

Los operadores de deportes de aventura están agremiados en Atrae Llanos; Asociación de Turismo Rural de Aventura y Eco Turismo de los Llanos, agremiación que le puede orientar el operador de su conveniencia para el destino ya sea cascada o al vacío en puentes y estructuras, Por eso la recomendación siempre es buscar Atrae Llanos y sus asociados a través de las redes o al teléfono 3142805779. Son doce empresas de deportes de aventura que estarán dispuestas a prestarle su mejor servicio, con calidad y bajo la vigilancia de todos los entes de control del turismo en Colombia.